Todo lo que debe saber sobre Cuba y la fiebre de las criptomonedas

Tras el lanzamiento de Internet móvil en todo el país en 2018, muchos cubanos comunes y corrientes utilizan cada vez más las criptomonedas para eludir las sanciones económicas impuestas por los Estados Unidos y acceder al mercado global.

 

A pesar de la creciente adopción, las criptomonedas aún enfrentan una serie de desafíos en Cuba, incluido el acceso limitado a los intercambios de criptomonedas, la falta de un aparato regulador pertinente y la creciente popularidad de una moneda estable MLM respaldada por oro.

 

El 12 de septiembre, un informe publicado por Reuters incluía extractos de una entrevista con Jason Sánchez, un cubano de 35 años que describe las monedas virtuales como “abrir nuevas puertas” para los ciudadanos comunes. El residente de La Habana tiene un taller de reparación de teléfonos celulares y utiliza Bitcoin ( BTC ) para comprar hardware en línea desde China.

 

Según expertos, un grupo de Telegram que cuenta con 600 miembros y que se considera una de las primeras comunidades en línea orientadas a la criptografía en Cuba, las criptomonedas están aumentando en popularidad para varias empresas de servicios públicos. 

 

Si bien la utilidad principal de las criptomonedas citadas es su capacidad para permitir a los cubanos eludir las sanciones económicas y realizar compras en línea, otros miembros de la comunidad local de criptomonedas buscan monedas virtuales para fines comerciales y de inversión, buscando beneficiarse de la volatilidad de los precios de Bitcoin . 

 

A pesar de las fluctuaciones de precios de Bitcoin, algunos cubanos también están usando criptografía como un medio para almacenar valor. Muchos enfatizan los beneficios de privacidad de Bitcoin, destacando que sus actividades financieras son menos fáciles de rastrear por el gobierno local.

 

Se estima que 10,000 cubanos usan criptomonedas regularmente. Los cubanos comunes están usando criptografía para comprar crédito telefónico, comprar productos en línea e incluso hacer reservas de hotel.

 

Accediendo a la criptografía en Cuba

 

Fusyona, una empresa fundada en 2018 que busca promocionarse como el primer intercambio de criptomonedas de Cuba, no ofrece servicios típicos de igualación de pedidos. En cambio, la compañía actúa como un corredor entre compradores de criptomonedas y personas ubicadas fuera del país que buscan remitir fondos a Cuba, cobrando una tarifa de hasta el 10 por ciento.

 

El fundador de Fusyona, Adrián León, afirma que para los ciudadanos que viven en países desarrollados, las monedas virtuales son “solo otra opción”, mientras que para los cubanos, las criptomonedas constituyen una solución necesaria para la “exclusión de Cuba de la comunidad financiera global”. 

 

A principios de año, La Habana fue golpeada por un devastador tornado que resultó en 3 muertes, 172 heridos y daños graves en propiedades e infraestructura locales. Debido al embargo financiero mantenido contra Cuba, las campañas de GoFundMe y Facebook que buscaban distribuir ayuda a los ciudadanos de la isla fueron clausuradas.

 

En respuesta a esto, Fusyona lanzó una plataforma a través de la cual las donaciones en forma de Bitcoin podrían aceptarse y utilizarse para financiar la provisión de bienes básicos, incluidos artículos de tocador, agua, alimentos enlatados y leche en polvo. La compañía también donó sus ganancias a la plataforma durante la campaña. León estima que la plataforma actualmente tiene una base de usuarios de 1.300, casi el doble de su recuento anterior de 700 en julio.

 

Las criptomonedas no están reguladas en Cuba

 

A pesar de la creciente popularidad de las criptomonedas en Cuba, no existe un aparato regulador para legitimar las operaciones de las empresas que operan con criptomonedas en la isla. El fundador de Fusyona expresó su preocupación de que sus socios que reciben y transfieren efectivo podrían ser sospechosos de participar en actividades financieras ilícitas y ha contratado a funcionarios del Banco Central de Cuba para la aprobación regulatoria. Debido a la falta de arquitectura reguladora para la criptografía en Cuba, Fusyona está actualmente registrada en Brasil. 

 

El profesor Alexi Masso Muñoz, del instituto de criptografía de la Universidad de La Habana, dijo a Reuters que si bien actualmente no existen leyes de moneda virtual cubanas, “es posible” que la isla pronto busque desarrollar regulaciones de criptografía. Sin embargo, muchos cubanos temen que el gobierno pueda actuar para prohibir las monedas virtuales.